El uso del software brinda un medio masivo para el desarrollo académico o cultural tanto individual como grupal y posibilitan la formación en todos los aspectos y niveles.

Las principales ventajas que se ofrecen:

Actividades individualizadas: fomentan la iniciativa y el aprendizaje autónomo. El estudiante decide las tareas a realizar y la forma de llevarlas a cabo. No se  inhibe de preguntar o de repetir varias veces la misma lección.

Aprendizaje al ritmo del estudiante: el estudiante decide el avance, tiempo, y horario que dedica para lograr el aprendizaje.

Consistencia didáctica: la calidad de la instrucción no varia  de un segmento  a otro debido a que son diseñados por expertos.

Facilidad de uso: no se requieren conocimientos especiales en informática para interactuar con el software.

Facilita la evaluación: el software puede integrar autoevaluaciones parciales que  guían el avance y una evaluación final incluso con certificado de aprobación imprimible

Flexibilidad  de acceso: se puede recurrir a ellos en cualquier momento

Incrementa la retención: la combinación de textos, videos, imágenes, graficos, sonidos, entre otros, ocasiona que los contenidos se  comprendan mejor.

Mejora el aprendizaje: el estudiante avanza en el estudio solo cuando domina los temas que preceden

Promueve el aprendizaje: el diseño de la interfaz y funcionalidad puede incrementar la motivación por aprender de forma activa.

Requerimientos: generalmente los requerimientos de hardware y opciones de instalación son mínimos.